AGENCIA DE NOTICIAS
Agencia de noticias

Tiempos actuales demandan poderes judiciales con independencia judicial

• Imparte el ministro Alberto Pérez Dayán, integrante de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la sede del Tribunal Superior de Justicia, la conferencia magistral “La Independencia de los Órganos Jurisdiccionales”.

 

“En los tiempos actuales y en una democracia como la que vive México, es fundamental que las y los magistrados, así como juezas y jueces, locales y federales, sean imparciales e independientes, a pesar de las presiones externas e internas”, declaró el ministro Alberto Pérez Dayán, integrante de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en la sede del Poder Judicial del Estado (PJE).

 

Al impartir la conferencia magistral “La Independencia de los Órganos Jurisdiccionales”, Pérez Dayán señaló que todas y todos los encargados de impartir justicia, necesariamente transitan con el tema de la independencia y autonomía judicial. La primera, se refiere a la libertad que deben tener las y los juzgadores para poder ejercer su función y decidir lo que en derecho proceda sin temor a ninguna represalia o consecuencia que no sea enfrentar los fundamentos de la sentencia.

 

Respecto a la autonomía, explicó que consiste en la autonormación o autoregulación de la propia institución para regirse, puesto que quien impone las reglas también asigna las decisiones que deben acatarse conforme estricto apego a la Ley.

 

Pero además, el también miembro de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho, señaló que tanto la independencia como la autonomía no serían tales sino se acompañan de dos componentes fundamentales: la inamovilidad, es decir, la certeza de ejercer el cargo mientras exista la probidad y el profesionalismo; y la irreductibilidad salarial. “Todo trabajo implica una remuneración y en términos de la Constitución tiene que ser adecuada, irrenunciable y proporcional a la responsabilidad que cada uno ejerce”, apuntó el ministro.

 

Por su parte, la titular del PJE, María Eugenia Villanueva Abraján, afirmó que no es una moda, ni el capricho de un puñado de hombres y mujeres la independencia de los Poderes Judiciales, sino un elemento necesario para garantizar una buena convivencia social, “Los juzgadores asumimos los principios estipulados en nuestra Constitución y el debido proceso, lo cual exige total libertad de criterio para apreciar lo alegado y lo probado por las partes, y dentro del marco legal emitir una resolución que no tenga sombra de duda acerca de su imparcialidad”, expresó.

 

Asimismo, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y del Consejo de la Judicatura, declaró que los tiempos actuales reclaman juzgadores honorables, Poderes Judiciales fortalecidos y con independencia judicial, donde su principal fuente de fortificación provenga de contar con hombres y mujeres con ética y aseguró que sólo de este manera la magistratura y la función jurisdiccional será palpable e inspirará legitimidad y confianza entre la ciudadanía.

 

Al término del evento, Villanueva Abraján reconoció al ministro su destacada participación en un tema relevante y de sumo interés para quienes conforman el PJE, cuya labor recalcó debe ser imparcial.

 

Deja una respuesta

error: Content is protected !!