Oaxaca MX
Actualidad Opinión Presupuesto informativo

Prensa vendida y prensa gratis en Oaxaca

Misael Sánchez / Columna Presupuesto Informativo

De acuerdo con las estadísticas oficiales, cuando menos el 40% de los oaxaqueños no tiene acceso a las noticias porque carecen de internet, teléfono celular o televisión.
Es decir, alrededor de 1 millón 600 mil oaxaqueños no son consumidores de noticias.
El último reporte estadístico del INEGI señala que en Oaxaca hay 55.0% de usuarios de internet, a diferencia de Nuevo León donde el 84.5% es usuario de internet.
En Oaxaca, según la información el 40.0% de hogares cuenta con internet y un 62.6% de hogares son usuarios de telefonía celular.
También se sabe que 76.2% de hogares con televisión y que a nivel nacional un 64.1% ve programas de noticias por la TV, mientras que un 64.3% escucha noticieros en radio.
Si no tienen televisión, no tienen radio, no tienen internet ni celulares, alguien tiene que garantizarle el derecho a la información.
En Oaxaca, como en todo el mundo, los periodistas son también parte de la clase política o cuando menos una herramienta para hacer política así sea esta subjetiva u objetiva.
Es por ello por lo que el periodismo tiene una agenda de temas y está encaminado a informar, a hacer negocios y consolidar la democracia.
A estas alturas ya nadie se escandaliza cuando se habla de una línea editorial comercial en los medios de comunicación y tampoco de una realidad que afecta a intereses corporativos, la democratización de los medios de comunicación a través de las redes sociales.
Aunque también no es fácil difundir noticias por las redes sociales, pues hay una diferencia abismal entre libertad de expresión y producción de contenidos, así que cuando se trata de hacer negocios, no se puede vender el trabajo de terceros, como ocurría en los periódicos impresos.
Más de un editor o corporativo lo ha intentado y ha terminado con la cuenta y el canal digital cerrado, sin explicación alguna, para caer en la cuenta de que forma parte de una economía informal mundial, donde parece que no hay un modelo de negocios para vender su información y que la libertad de expresión no está en venta.
Ante un panorama incierto, mediático y volátil, sin perspectivas de crecimiento o enriquecimiento, ya no hay pautas publicitarias que valgan tanto como ocurría con los periódicos tradicionales, aunque legalmente las tarifas de publicidad en el sector público y privado siguen haciéndose a criterio de las partes.
Es innegable que los medios impresos son necesarios, indispensables en un sector donde un 40% de la población no tiene acceso a la información a través de medios digitales.
Las zonas oscuras de la información están más allá del analfabetismo, el rezago educativo, la marginación y la pobreza.
No es de sorprenderse que detrás del periodismo ciudadano y del diarismo digital, ahora estén también aquellos reporteros que aprendieron del rigor del ejercicio periodístico, pero que, tras muchos años de experiencia, ya no están en los medios impresos que son patrocinados con recursos públicos, como parte de grupos políticos o parcelas de poder.

Artículos relacionados

Militantes de MORENA en desacuerdo con su dirigencia nacional

Redacción

El atletismo cierra su competencia en los Nacionales Conade con el bronce de Manuel Santiago

Redacción

Onda Tropical 8 ocasionará lluvias ligeras a moderadas en territorio oaxaqueño

Redacción
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

You cannot copy content of this page