34.8 C
Oaxaca City, MX
27 mayo, 2024
Oaxaca MX
Principales

No hay tiempo para el rencor ni para la ofensa: Alfonso Gómez Sandoval Hernández

+ Palabras pronunciadas por el licenciado Alfonso José Gómez Sandoval Hernández, Secretario General de Gobierno, durante la ceremonia de conmemoración del Día de la Independencia el 16 de septiembre de 2015

Una fría madrugada del 16 de septiembre de 1810, en Dolores, Guanajuato, un puñado de mexicanos, amantes de la libertad, decidió sacudirse el yugo español y emprender una guerra que se prolongaría durante 17 años.

Descubierta la conjura de Valladolid en 1809, los conspiradores de Querétaro encabezados por un hombre de temple, gallardo y valeroso, el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, seguidos por miles de indígenas y criollos, decidieron lanzarse a la guerra para conseguir su objetivo: la libertad de un México avasallado desde la conquista.

Al lado del cura Hidalgo se sumaron hombres como Allende, Bravo, Rayon, Morelos, Guerrero e Iturbide, entre otros, os cuales tuvieron que ofrendar su vida para lograr abolición de esclavitud, abatir la opresión nuevo orden social una patria de y confianza en sus gobernantes.

Pero no solo fueron hombres los que iniciaron la gesta libertaria, sino también mujeres valerosas como Dona Josefa Ortiz de Domínguez, y muchas otras mas que mostraron su amor por la libertad al colaborar con los insurgentes.

No fue fácil el que México lograra su emancipación de España. El proceso fue largo y muy di en el que también punado de valerosos oaxaqueños como Felipe Tinoco, Catarino Palacios y en la Mixteca el indio Nuyoo. También José María Armenta y Miguel López y el diacono Ignacio Ordoño. Para ellos nuestro recuerdo y reconocimiento eterno.

Si no conocemos nuestra historia no vamos a tener la fuerza para lanzarnos y entender el porvenir, decía uno de los intelectuales mexicanos que siempre se preocupo por la libertad Don Alfonso Reyes, el Maestro de América.

En efecto, hoy día los niños y los jóvenes oaxaqueños tienen que conocer la historia de México, la historia rica de Oaxaca para preservar la libertad y forjar su desarrollo. Ingrato seria que las generaciones actuales desconozcan quienes ofrendaron su vida para darnos lo mas preciado, lo mas significativo para el ser humano: la libertad.

«La libertad Sancho, es uno de los mas preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”, dice Miguel de Cervantes en un párrafo del Quijote .

Hoy, en Oaxaca tenemos la libertad plena para hacer lo que queramos, todo en el marco de la ley, pues vivimos en un Estado de derecho.

El gobierno de Gabino Cué Monteagudo es tolerante y se ha caracterizado por privilegiar el dialogo con todas las corrientes y actores políticos, con todas las organizaciones que buscan alcanzar acuerdos positivos para engrandecer a nuestro estado. Esta definición política permite que en estos tiempos vivamos en paz y tranquilidad.

Es un gobierno centrado en el respeto a los derechos humanos; un gobierno atento y conocedor de los usos y valores de los pueblos originarios Oaxaca. Por ello impulsó la creación de un protocolo excepcional que dio cauce a la de la primera consulta libre e realizada en Oaxaca  dirigida pueblo indígena zapoteca para que decidiera si aceptaba la construcción de un proyecto de un proyecto de generación de energía eólica en el territorio del municipio de Juchitán de Zaragoza.

En semanas recientes el pueblo participante de esa consulta dio una respuesta favorable al proyecto, lo que ha marcado un punto de partida para la realización de inversiones de gran magnitud en Oaxaca que cambien en definitiva su destino  y que con de miras pongan en el horizonte de las actuales generaciones la certeza de que en su estado pueden suceder grandes cosas para su beneficio.

Este hecho a marcado un nuevo horizonte en nuestro estado como lugar propicio para el asiento de inversiones productivas y a permitido dejar atrás las secuelas negativas de intentos inadecuados para realizarlas. En Oaxaca son bienvenidas las inversiones porque queremos crecer y crear riqueza en nuestro territorio, haciéndolo de manera sustentable y con la participación de sus poblaciones.

Me parece que, hoy más que nunca, es necesario sin demora, sin demagogia despojándose muchos de falsos temores, en Oaxaca se reanime reforma de la Constitución que reclaman nuestros pueblos indígenas y que ellos mismos han definido, para que ahora si con claridad y sin eufemismos, tengan la certeza del respeto y del apoyo a su manera de pensar, de vivir y de producir para coexistir junto con todos los demás habitantes de nuestro gran país.

Desde siempre hemos sabido que la inmensa mayoría de los mexicanos somos solidarios de todos los ideales de libertad y respetuosos del derecho exclusivo de los pueblos para forjar su destino. Estamos ante la oportunidad histórica de actuar en consecuencia dentro de nuestra propia tierra.

El pasado 21 de julio los gobiernos federal y estatal debidamente coordinados, dieron un paso trascendente al anunciar la recuperación a rectoría de la educación publica en la entidad a través del Decreto que reforma el fundamento que dio origen a la creación del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

Se ha creado una institución que inicia una nueva era en que la educación de las niñas, niños y jóvenes estará por encima de cualquier.

Renovarse es purificarse: es corregir el rumbo. La educación es primordial, es fundamental en cualquier cultura. Es base para que una nación se engrandezca. El paso dado vivifica al IEEPO y le devuelve la credibilidad que habla perdido.

En este proceso no hay perdedores, sí ganadores y son los niños, nuestros futuros ciudadanos que con su talento engrandecerán a la patria desde cualquier trinchera, guiados por el conocimiento de sus maestros.

Son los maestros sus guías; son ellos los inspiradores de una profunda transformación que Oaxaca requiere. Por eso, desde aquí formulo un respetuoso exhorto a los señores profesores a seguir luchando en las aulas; a seguir luchando para mejorar la educación de los que mañana tendrán las riendas de Oaxaca.

«Un maestro es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, el conocimiento la sabiduría en los alumnos», dice el escritor Ever Garrison.

Por eso, el maestro es y seguirá siendo respetado en tanto enseñe, eduque, guie a sus alumnos.

El Gobierno del Estado por mi conducto les externa a las maestras y maestros de Oaxaca su aprecio y reconocimiento y es reitera el respeto a sus derechos laborales, destacando que en esta nueva era encontraran un promisorio horizonte de progreso, profesionalización e ingreso

Señoras y señores: Hoy nuestro estado, próximo a iniciar el proceso electoral para la renovación de sus poderes ejecutivo y legislativo y de ayuntamientos que se eligen por el régimen de partidos políticos, se mantiene en orden.

El 2016 será un año muy importante y trascendente para consolidar nuestra democracia. Sera un año en el que los ciudadanos oaxaqueños acudirán a las urnas sin la amenaza de grupos que traten de impedir el libre ejercicio del sufragio.

Con el pleno respeto a las instituciones encargadas de realizar este proceso electoral ya armonizado con las reformas federales, el gobierno de Gabino Cué garantizara que este ejercicio democrático se concretice para honrar de esta manera a los hombres de la Independencia, a esos grandes mexicanos que dieron su vida para que nosotros gozáramos de la libertad.

En esta fecha en que se cumplen 205 años del inicio de la Independencia Nacional, frente a la estatua de Don Miguel Hidalgo y Costilla, el mejor homenaje que debemos rendirle a esa pléyade de hombres y mujeres que nos dieron libertad, es hacer de las escuelas un semillero de futuros ciudadanos que contribuyan con su esfuerzo a la creación de una patria grande, prospera y generosa.

Hoy, no hay tiempo para el rencor ni para la ofensa; no hay tiempo para las luchas estériles, sino para el compromiso fecundo para realizar esfuerzos unidos, solidarios y eficaces para prepararnos, para estar mejor capacitados, para acercarnos más al conocimiento que nos muestre el camino hacia el futuro de progreso que se vislumbra a nuestro alcance. Que permita la inclusión de las grandes mayorías a los beneficios de una vida digna. Oaxaca reclama de todos nuestro esfuerzo sin regateos. Cumplamos, pues, con nuestro momento histórico.

Artículos relacionados

Asegura Policía Estatal una motocicleta sin documentos

Redacción

Izan bandera a media hasta en memoria de víctimas del sismo de 1985

Agencias

Entrega Gobierno del Estado reconocimientos y medallas al mérito a 609 docentes

Oaxaca Informa