AGENCIA DE NOTICIAS
Agencia de noticias

Fundación Carlos Slim, aliada de las familias istmeñas  

Juchitán de Zaragoza, Oax., 9 de septiembre de 2018.- “Mi casa era te tejavana, nosotros estábamos en una casita al fondo de mi terreno cuando se vino el temblor del 7 de septiembre, con mi esposo y mi hija pudimos salir al patio y ahí estuvimos los tres, parecía gelatina el piso no podíamos pararnos, después escuchamos los gritos de la gente, se escuchaba horrible, unos vecinos vinieron ayudarnos a empujar la puerta para que pudiéramos salir”…

 

…“No sabíamos la magnitud de destrucción del sismo, de hecho mi casa estaba de pie, se cayó en el sismo del 23 de septiembre… rescatamos algunas cositas pero desde septiembre, octubre y noviembre vivimos en la calle, bajo la lluvia y el sol”, estas fueron las palabras de la señora María del Carmen Caballero García, ama de casa de 50 años de edad, oriunda de Juchitán de Zaragoza, quien resultó damnificada tras los sismos del mes de septiembre del año pasado.

 

La señora María del Carmen narra que fueron días complicados que vivieron en septiembre,  “no dejaba de temblar, el día 23 fue un día con muchas réplicas, vinieron los soldados y nos dijeron que saliéramos de nuestros predios, pero no nos quisimos ir porque escuchamos rumores de que iban a venir personas de una fundación para ayudarnos a reconstruir. El Gobernador vino por estas calles y nos confirmó esa información”, dijo.

 

“Vino un ingeniero y yo le dije que me interesaba mucho la casita porque escuchamos rumores que sería de un piso, le dije; no importa aunque sea chiquito, queremos recuperar nuestra casa”…

 

Y sí, la Fundación Carlos Slim dispuso apoyar a las familias juchitecas, especialmente las de la primera sección quienes de inmediato se organizaron.

 

“Ellos vinieron nos apoyaron, nos pidieron si teníamos escrituras o algún documento que acreditara que era nuestra propiedad. Cuando llegó nuevamente el ingeniero me dijo que ya no sería de un piso, que si queríamos de dos, la parte de arriba iba a ser regalada por la fundación”, relata asombrada doña María del Carmen.

 

Señala que ante las constantes réplicas, el que su hogar fuera de dos pisos le llenó de incertidumbre; “lo platique con mi esposo y mis tres hijos, porque nos tranquilizaron al decirnos que serían antisísmicas, hasta se llevaron un pedazo de cimiento a estudiar y regresaron para decirnos el tipo de cimiento que llevaría la casa y el tipo de material a utilizar para que sea segura”.

 

Ante la gran demanda de mano de obra para la reconstrucción en 41 municipios del Istmo, los costos aumentaron, otra razón por la que doña María comenzó a preocuparse, ya que ella había obtenido el apoyo de 120 mil pesos por daño total de su casa.

 

“Mi preocupación era que el costo se fuera a elevar y no nos alcanzara, sin embargo ellos nos dijeron que la casa no iba a costarnos más, sólo 100 mil, por lo que iniciaron en el mes de enero y me entregaron la casa a finales de marzo, el resto del dinero lo ocupamos en predial, muebles y cosas que se destruyeron en el temblor”.

 

Así, en un tiempo record y con los estándares más altos de calidad, la “Fundación Carlos Slim” inició el proceso de reconstrucción de 450 casas con materiales antisísmicos basándose en un modelo de vivienda de dos niveles, con sala, comedor, dos cuartos y baño.

 

“Ellos siempre venían a verificar, nos daban información, estaban atentos de la construcción… Los sismos no se sienten mucho aquí, yo estaba en otro lugar cuando recientemente sucedió una réplica y se sintió muy fuerte, pero mi esposo estaba en la casa y me dijo que fue muy débil su percepción, entonces es verdad lo hicieron como dijeron, muy seguro”, describió doña María del Carmen.

 

“No hay culpables, fue un desastre natural que nadie se esperaba, sin embargo fuimos testigos del apoyo incondicional que nos brindó el gobierno y la fundación Carlos Slim, a quienes le estaremos agradecidos siempre”, comentó.

 

Oaxaca fue el estado que sufrió los peores desastres materiales luego del sismo del 7 de septiembre, ante ello, mexicanos de todo el país volcaron su ayuda incondicional al pueblo istmeño, con la aportación de despensas, lonas, casas de campañas y otros artículos para que los damnificados pudieran soportar las inclemencias del tiempo.

 

El sector empresarial ha sido un aliado para las tareas de reconstrucción de viviendas, una muestra de ello es la “Fundación Carlos Slim”, quienes dispusieron apoyar a familias de Juchitán de Zaragoza con la reconstrucción de casas con materiales antisísmicos, además de equiparlas con tinaco, boiler, estufa y refrigerador.

 

“No hay culpables, fue un desastre natural que nadie se esperaba, sin embargo fuimos testigos del apoyo incondicional que nos brindó el gobierno y la fundación Carlos Slim, a quienes le estaremos agradecidos siempre”, comentó doña María.

 

Este hecho –señalo- dejó un gran aprendizaje a ella, a su familia y vecinos; estar en unidad, trabajar solidariamente por un bien común. “También con esta situación aprendimos a bañarnos en unos minutos, alertarnos, hacer y evacuar nuestros hogares de manera inmediata y segura, pero sobretodo recuperar la solidaridad entre los juchitecos”.

 

“Duele y duele mucho todavía por lo que pasamos, pero hoy valoramos más la vida, siempre habrá dolor porque recordaremos a quienes perdieron la vida y nuestro patrimonio de muchos años, pero hoy hay esperanza y ganas de salir adelante” finalizó María del Carmen, luego de recorrer orgullosa su nuevo hogar.

 

 

 

Leave A Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com