AGENCIA DE NOTICIAS
Agencia de noticias

El Observatorio Oaxaqueño del Delito, advierte, Caravana de Migrantes podría gestar problema de Seguridad Nacional

Por: Lic. Ernesto Gutiérrez Jiménez. Presidente del Observatorio Oaxaqueño del Delito

A través de casi todos los medios de comunicación masiva se nos ha saturado de información acerca de la llegada a nuestro país, de la primera caravana de migrantes provenientes de países Centroamericanos.
La caravana formada por mujeres y hombres adultos, muchos de ellos padres de familia que también traen consigo a sus hijos menores de edad, también incluye adolescentes, jóvenes y adultos mayores. Todos, afirman que los movió de las entrañas de sus pueblos una serie de circunstancias adversas que incluyen no sólo pobreza, marginación y carencias hasta de lo básico indispensable para tener una vida digna como seres humanos.
Afirman algunos de nuestros hermanos Centroamericanos que el éxodo desde sus países pasa por persecuciones políticas. Esto sumado a lo referido en la parte final del párrafo anterior, sin duda, es bastante, para dar por justificado su actuar, y, entender el porqué de la aventura, considerando ésta, no como sólo lanzarse sin sentido al viaje, tiene, se dice, como objetivo primordial la consecución de mejores condiciones de vida; plausible esto, admirable, ya que no es fácil para un ser humano desprenderse de sus raíces aun cuando las carencias constituyen el único patrimonio; sin embargo, creemos que ese arrojo para conquistar lo que no se tiene, cuando incluye el paso obligado por un país como México que históricamente ha sido reconocido como excelente anfitrión de migrantes, en donde vive y aflora la solidaridad, merece un comportamiento ordenado y de respeto por parte del puñado de aspirantes a conquistar mejores condiciones de vida.
Ojalá nuestras autoridades de los tres niveles de gobierno, en especial el Federal, por su amplia capacidad de recursos humanos y materiales, tengan la sensibilidad para hacer frente a las peticiones que dentro del marco de la ley formulen ésta y las otras caravanas que ha tomado camino y el mismo rumbo; también, es deseable, recomendable y pertinente, porque la ley obliga al gobierno y sus instituciones, a hacer respetar el estado de derecho, cómo?, lisa y llanamente, haciendo lo que la ley ordena que se debe hacer cuando un extranjero pretende incursionar por nuestro país; no se vale que por el hecho de que se aglutinen y aduzcan tener razones para huir, a estas personas se les permita y que ello no tenga consecuencia, el abuso, la agresión verbal y física a los elementos de los cuerpos de seguridad que buscan y deben procurar el orden público. Es aconsejable que por razones de seguridad, en todo cuanto este concepto encierra, que el Gobierno y sus Instituciones hagan uso de la firmeza necesaria ante una oleada que, al parecer, apenas empieza; firmeza que no se traduzca en abuso ni violación a los Derechos Humanos, sino en un mensaje verbal y no verbal, de que, no porque alguien tenga necesidades y deseos de evolucionar buscando mejores derroteros, se le permita llegar “ A MI CASA”, y me exija, – si exija -, permiso para entrar en ella, eso NO.
El Gobierno en este momento está sujeto al escrutinio de los Defensores de Derechos Humanos, sobre todo los que a ultranza los interpretan y reclaman a conveniencia; también, México, lo está ante el mundo, con el vecino del Norte, -principal destino-, y, en especial, con otros grupos que están pensando en realizar la misma acción que sus connacionales. Todo eso obliga al gobierno a ser cauto.
Quienes están próximos a emprender el éxodo y los que ya lo emprendieron, si advierten debilidad del estado Mexicano en cuanto a que dejan pasar a todos, sin filtro alguno y sin consecuencias legales para quienes se han atrevido a violentar la ley al ingresar al país, sin duda, vendrán más y mejor preparados para vencer con mayor rapidez y contundencia la tibieza del gobierno. Nuestro humano comportamiento no nos debe llevar a la confusión extrema de creer que la hospitalidad y la prudencia merecen descuido hasta dejar hacer y dejar pasar lo que sea. Un actuar gubernamental así, puede ser mal interpretado, y, lo que es peor, aprovechado por aquellos, los menos, por suerte, a quienes este tipo de acciones grupales les permite escudarse para incursionar en otros espacios, Oaxaca entre ellos, para desplegar conductas delictuosas.
Respecto de esto último, el Observatorio Oaxaqueño del Delito, se pronuncia porque las autoridades de seguridad estatales, sumen esfuerzos con otras y con instituciones públicas involucradas en la atención de esto que al parecer inicia, e intercambien información para detectar a quienes apartados del fin que dice tener la mayoría, – conseguir a toda costa el sueño americano -, y actúen en consecuencia, sólo aplicando la ley. Es importante que se olvide el celo institucional que sólo acarrea perder el objetivo de cumplir con México, mostrarlo sólido, no desarticulado, en donde unos y otros se estorben generando caos e ineficacia. La coordinación y consecuente suma no es difícil y sí necesaria. La aplicación de técnicas de inteligencia en cuestiones de seguridad pública para eventos como las caravanas se hace ineludible, por el bien de los migrantes en cada contingente y, legalmente, por la seguridad interior del país, pues, bastante convulsionado está nuestro México que vive un elevado índice delictivo, como para darnos el lujo de permitir que aprovechando esta coyuntura se interne lo no deseable. Ser humanos, comprensivos, atentos y sensibles, no nos debe llevar a la omisión de cuidar un punto importante, la seguridad pública.

Deja una respuesta

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!