AGENCIA DE NOTICIAS
Agencia de noticias

Convocan a actuar con responsabilidad para preservar el patrimonio edificado de la capital

·         “Recorrer histórica y cronológicamente algún inmueble de la ciudad permite recordar la historia y traerla a la palestra; por tanto, se vive intensamente y con emoción lo que ha sido Oaxaca”: Jorge Bueno Sánchez.

 

·         En el Archivo Histórico Municipal se resguardan actas de cabildo que  dan fe de esta distinción que se hizo hace 31 años y 10 años después en la que se hizo una reflexión para preservar el patrimonio documental.

 

 

 

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, 9 de diciembre de 2018.- A 31 años de que la UNESCO declaró al centro histórico de la ciudad de Oaxaca y a la zona arqueológica de Monte Albán como Patrimonio Cultural de la Humanidad, resulta necesario que la ciudadanía asuma una actitud de respeto y preservación del legado que han forjado generaciones de oaxaqueños para vivir en una ciudad que por su trazo cosmogónico y astronómico fue aprovechado por el alarife Alonso García Bravo para hacerla una ciudad moderna.

 

 

 

Este 11 de diciembre como el de 1987, la capital reafirma una vez más su distinción por este organismo especializado de las Naciones Unidas que la reconoce por ser una ciudad que se distingue por edificios religiosos y civiles construidos durante la Colonia y el siglo XIX.

 

 

 

A esto se le suman otros aspectos como el intelecto de su gente, grandes poetas e importantes oaxaqueños que impulsaron leyes concordantes para entender el gobierno constitucional de 1984, entre otras virtudes que la engrandecen frente al mundo.

 

 

 

Con esta orientación, el Cronista de la Ciudad, Jorge Bueno Sánchez refirió que 31 años significan trabajo, lucha y esfuerzo de las autoridades de los tres niveles de gobierno para preservar y conservar el corazón de la verde Antequera que se distingue por un cielo de zafiro y como lugar apto e ideal para recuperar la salud.

 

 

 

“La edificación castiza y española en el aspecto arquitectónico, religioso y civil representa un trabajo de muchas generaciones en las que si la naturaleza se empeñaba en destruir, el hombre como Manuel Fernández Fiallo se empeñaba en reconstruir; la suma de esfuerzos de todos estos oaxaqueños y seres humanos que llegaron a establecerse en la ciudad de Oaxaca es loable, memorable pero sobre todo herencia que debemos compartir a nuestros hijos y siguientes generaciones”, destacó el cronista.

 

 

 

Sin embargo, aclaró que en la actualidad se obstaculiza con modas y el surgimiento de otras manifestaciones que destruyen lo edificado, preservación que también engloba a las celebraciones representadas en calendas, la noche de rábanos, Donají, Guelaguetza, entre otras. “Por eso Oaxaca es considerada la reserva espiritual de la mexicanidad”, dijo.

 

 

 

En este tenor, Bueno Sánchez evocó a que los destructores se abstengan de actuar para que lo que construyen de día las personas que aman Oaxaca no lo destruyan en la noche al amparo de la sombra quienes solo buscan beneficios personales.

 

 

 

“Tengo la oportunidad de que cuando me solicitan un paseo para recorrer histórica y cronológicamente algún inmueble de la ciudad recuerdo la historia y la traigo a la palestra, por tanto, vuelvo a vivir intensamente y con emoción lo que ha sido Oaxaca”, remató.

 

 

 

La capital también es valiosa por su memoria documental

 

 

 

Por otra parte, la Directora del Archivo Histórico Municipal, Nora Olivia Sedeño Torres compartió que en este espacio se resguarda la memoria documental de esta declaratoria plasmada en un acta de cabildo que da fe de esta distinción que se hizo hace 31 años y 10 años después desde el seno de este órgano se hizo una reflexión en la que se destaca preservar el patrimonio documental por la importancia que radica hacer investigación sobre la ciudad y evidenciar los documentos y construcciones que se fueron dando, las epidemias, trazos, entre otros elementos.

 

 

 

“El patrimonio documental permite a la población tener una identidad con su ciudad para preservarla, cuidarla y respetarla, pero entender que el patrimonio edificado es producto del trabajo de muchas generaciones nos permitirá como sociedad inculcar a las siguientes sobre su importancia”, enfatizó Sedeño Torres al destacar que son las personas adultas mayores quienes nos han permitido recrear la ciudad de Oaxaca.

 

 

 

Además de admirar la belleza arquitectónica del teatro Macedonio Alcalá –por citar un ejemplo- en este espacio localizado en la privada de Reforma número 107 en la colonia Centro se resguarda la cartelería de eventos que se llevaban a cabo entre los que destacan corridas de toros, peleas de box, presentaciones teatrales, entre otros.

Deja una respuesta