AGENCIA DE NOTICIAS
Agencia de noticias

28 de mayo, Día Mundial de la Salud de la Mujer

La Jurisdicción Sanitaria número Uno “Valles Centrales” conmemora el 28 de mayo el “Día Mundial de la Salud de la Mujer”, el cual tiene como objetivo concientizar sobre las diferentes enfermedades que aquejan a este grupo poblacional, principalmente el cáncer.

Al respecto, el Jefe Jurisdiccional comentó que las defunciones a nivel nacional en mujeres mayores de 25 años, por este padecimiento, están encabezadas por el cáncer de mama, seguido por cervicouterino y en tercer lugar el de ovario.

Explicó que el cáncer es el crecimiento, desarrollo y multiplicación de las células de manera desordenada y sin control, por lo que todas las mujeres están expuestas a desarrollar algún tipo de cáncer, en algún momento de su vida.

Cuando se presenta en la mama, se produce en los tejidos que llevan leche hasta el pezón, los signos más comunes son las protuberancias en el pecho, secreciones en el pezón o bien cambios en la forma o textura del seno.

Algunos factores de riesgo pueden ser, haber presentado alguna enfermedad en las mamas, no haberse embarazado, tener el primer hijo después de los 30 años, menstruación antes de los 12 años y presentar la última después de los 52, así como, el uso de terapia hormonal antes o después de la menopausia por más de 5 años.

En el caso del cáncer cervicouterino, se asocia con la infección por Virus del Papiloma Humano (VPH), el cual se transmite por contacto sexual y afectan a 8 de cada 10 personas en algún momento de la vida, (una de cada mil mujeres con infección por este virus puede desarrollar cáncer).

Los elementos que favorecen su desarrollo son: Infecciones de Transmisión Sexual concomitantes (herpes, Chlamydia), uso de hormonales, número elevado de embarazos, deficiencias nutricionales, inicio de vida sexual sin protección en la adolescencia.

El cáncer de ovario suele no ser detectado hasta que se extiende a la pelvis y el vientre, en esta etapa es más difícil de tratar y puede ser mortal, ya que en las primeras etapas no presenta síntomas.

Se puede presentar en mujeres mayores de 50 años (a mayor edad, mayor riesgo), historia personal o familiar de cáncer de ovario, mama y colon (madre, hijas o hermanas), nunca haber tenido hijos, haber recibido tratamiento para esterilidad sin lograr un embarazo a término, obesidad, sedentarismo, tabaquismo, consumo de alcohol, entre otros.

De ahí la importancia de una detección temprana, por lo que se invitó a las mujeres, en edad reproductiva, a revisa una vez al mes sus mamas y acudir a su unidad de salud en caso de detectar alguna anormalidad.

Leave A Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com